Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
CUENTO CONTIGO...
BLOG del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de San Martín, Buenos Aires - ARGENTINA
//15 de Abril, 2008

La alegría

por movsanmartin a las 17:10, en General

¿Nos consideramos cristianos alegres? Es bueno reflexionar sobre la imagen que damos, pues la esperanza de la vida eterna, la alegría de Jesús Resucitado debería notarse en nuestras facciones.
 
La alegría
La alegría
El ser humano no puede existir, a lo largo, sin alegría. “El que no cultiva la alegría, echa a perder su carácter hasta la médula”, dice el Padre Kentenich, fundador del Movimiento de Schoenstatt.
Una naturaleza humana sin alegría es una naturaleza enferma. San Francisco de Sales decía que “un santo que es triste, es un triste santo”. Y los monjes del siglo IV decían: “Quien es triste está poseído por el diablo”. Y por eso los monjes tristes fueron castigados fuertemente.
También el Padre Kentenich dijo: “Quien no le da alegría a los hombres, los empuja en los brazos del diablo”.
Antes de canonizar a alguien, se examina su grado de heroísmo en la alegría: ¿ha tenido una naturaleza alegre? ¿Ha sido un santo alegre?
Si queremos ser verdaderos maestros de la alegría, tenemos que resolver dos tareas:
Primera tarea. Debemos recibir todo lo bueno que Dios nos regala conscientemente como un don: ¡Fuera con las cosas evidentes! Nada es evidente en este mundo. ¿O es acaso evidente que tengamos pan suficiente para comer? ¿Es evidente que tengamos una casa propia, una familia bien constituida? ¿Es evidente que seamos cristianos, que la Sma Virgen nos haya llamado a esa comunidad, parroquia... donde nos sentimos tan bien? Y así hemos de pensar en todos los regalos que Dios nos concede, cada día de nuevo.

Es cierto que el día está entre dos noches. Y el melancólico, mientras disfruta de las alegrías del día, está recordando las penas de ayer y ya está sufriendo por las de mañana. Porque podríamos pensar también al revés, que la noche está entre dos días. La meta debe ser siempre que lleguemos a ser maestros de la alegría.

Segunda Tarea. Debemos concebir los dones de Dios como un llamado de amor y darle nuestra respuesta de amor: Aconseja el Padre Kentenich que lo hagamos igual que las gallinas. ¿Qué hace la gallina cuando come o bebe?

Baja la cabeza, alza la cabeza, baja la cabeza. Lo mismo tenemos que hacer nosotros: elaborar cada cosa mirando hacia arriba, levantando nuestro corazón hacia Dios.

Modelos. Estoy seguro que todos nosotros quisiéramos conquistar esta actitud de alegría permanente. En eso pueden ayudar los modelos.

El gran maestro de la alegría, es Jesucristo. En sus despedidas les dice a sus apóstoles: “Yo les he dicho todas estas cosas para que participen en mi alegría y sean plenamente felices”.

La otra maestra de la alegría en los Evangelios es la Virgen María. En el Magnificat encontramos una manifestación de su gozo y júbilo interior: “Alaba mi alma la grandeza del Señor y se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.” Nos muestra cómo debe ser nuestra alegría: nacida del interior. Alegría y admiración por lo que ha hecho Dios en nosotros y a través de nosotros.

Otro maestro de la auténtica alegría fue el Padre Kentenich. Sabemos que su vida fue una continua alegría, porque estaba íntimamente unido a la fuente de ella que es Dios. Tuvo muchos de estos rasgos que ayudan a cultivar la alegría: Era capaz de admirarse, tener respeto y cariño frente a las cosas y especialmente frente a las personas. Sabía gozar con la originalidad de cada persona. Era capaz de hacerse niño con los niños, tonto con los tontos, sabio con los sabios. Gozaba con el más mínimo detalle, con las cosas pequeñas de la vida diaria: sabía descubrirle lo bueno, lo positivo, lo gracioso. Sabía también reírse a carcajadas. En una palabra: fue una de las personas que supo encontrarle el sabor verdadero a la vida.

Preguntas para la reflexión

1. ¿Transmito alegría a los demás?
2. ¿Suelo reírme frecuentemente?
3. ¿Conozco versículos donde se destaca la alegría de Jesús?

 

¿Nos consideramos cristianos alegres? Es bueno reflexionar sobre la imagen que damos, pues la esperanza de la vida eterna, la alegría de Jesús Resucitado debería notarse en nuestras facciones.

 
La alegría
La alegría
El ser humano no puede existir, a lo largo, sin alegría. “El que no cultiva la alegría, echa a perder su carácter hasta la médula”, dice el Padre Kentenich, fundador del Movimiento de Schoenstatt.
Una naturaleza humana sin alegría es una naturaleza enferma. San Francisco de Sales decía que “un santo que es triste, es un triste santo”. Y los monjes del siglo IV decían: “Quien es triste está poseído por el diablo”. Y por eso los monjes tristes fueron castigados fuertemente.
También el Padre Kentenich dijo: “Quien no le da alegría a los hombres, los empuja en los brazos del diablo”.
Antes de canonizar a alguien, se examina su grado de heroísmo en la alegría: ¿ha tenido una naturaleza alegre? ¿Ha sido un santo alegre?
Si queremos ser verdaderos maestros de la alegría, tenemos que resolver dos tareas:
Primera tarea. Debemos recibir todo lo bueno que Dios nos regala conscientemente como un don: ¡Fuera con las cosas evidentes! Nada es evidente en este mundo. ¿O es acaso evidente que tengamos pan suficiente para comer? ¿Es evidente que tengamos una casa propia, una familia bien constituida? ¿Es evidente que seamos cristianos, que la Sma Virgen nos haya llamado a esa comunidad, parroquia... donde nos sentimos tan bien? Y así hemos de pensar en todos los regalos que Dios nos concede, cada día de nuevo.

Es cierto que el día está entre dos noches. Y el melancólico, mientras disfruta de las alegrías del día, está recordando las penas de ayer y ya está sufriendo por las de mañana. Porque podríamos pensar también al revés, que la noche está entre dos días. La meta debe ser siempre que lleguemos a ser maestros de la alegría.

Segunda Tarea. Debemos concebir los dones de Dios como un llamado de amor y darle nuestra respuesta de amor: Aconseja el Padre Kentenich que lo hagamos igual que las gallinas. ¿Qué hace la gallina cuando come o bebe?

Baja la cabeza, alza la cabeza, baja la cabeza. Lo mismo tenemos que hacer nosotros: elaborar cada cosa mirando hacia arriba, levantando nuestro corazón hacia Dios.

Modelos. Estoy seguro que todos nosotros quisiéramos conquistar esta actitud de alegría permanente. En eso pueden ayudar los modelos.

El gran maestro de la alegría, es Jesucristo. En sus despedidas les dice a sus apóstoles: “Yo les he dicho todas estas cosas para que participen en mi alegría y sean plenamente felices”.

La otra maestra de la alegría en los Evangelios es la Virgen María. En el Magnificat encontramos una manifestación de su gozo y júbilo interior: “Alaba mi alma la grandeza del Señor y se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.” Nos muestra cómo debe ser nuestra alegría: nacida del interior. Alegría y admiración por lo que ha hecho Dios en nosotros y a través de nosotros.

Otro maestro de la auténtica alegría fue el Padre Kentenich. Sabemos que su vida fue una continua alegría, porque estaba íntimamente unido a la fuente de ella que es Dios. Tuvo muchos de estos rasgos que ayudan a cultivar la alegría: Era capaz de admirarse, tener respeto y cariño frente a las cosas y especialmente frente a las personas. Sabía gozar con la originalidad de cada persona. Era capaz de hacerse niño con los niños, tonto con los tontos, sabio con los sabios. Gozaba con el más mínimo detalle, con las cosas pequeñas de la vida diaria: sabía descubrirle lo bueno, lo positivo, lo gracioso. Sabía también reírse a carcajadas. En una palabra: fue una de las personas que supo encontrarle el sabor verdadero a la vida.

Preguntas para la reflexión

1. ¿Transmito alegría a los demás?
2. ¿Suelo reírme frecuentemente?
3. ¿Conozco versículos donde se destaca la alegría de Jesús?

Palabras claves
3 Comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (3) ·  Enviar comentario
El artículo me lo envió una "compañerita" de secundaria... El fin de semana que pasó tuve la Gracia de vivir y convivir el Primer Plenario Nacional del Año 2008 del MCC. Y digo Gracia, porque nuestro querido Padre Isidro decía que "todo Cursillo es lluvia de Gracia." Yo me tomaría la licencia de decir que todo acontecimiento del Movimiento ES LLUVIA DE GRACIA... O al menos, debería serlo...(Llámense Escuelas de Servicio, Ultreyas, Cursillos en sí mismos, Jornadas de Metodología, Plenarios, Reuniones Zonales, etc., etc.). El fin de semana, reinó la alegría, desbordó el respeto y el asombro de descubrir al otro; esa sensación que tenemos de conocernos desde siempre, aún cuando acabamos de vernos por primera vez en nuestras vidas y esa emoción al despedirnos con un "hasta pronto", que dan ganas de hacerlo realidad cuanto antes... Lógicamente, como ocurre a la salida de Cursillos, los "cambiados" somos los que lo experimentamos, el resto, quienes nos circundan, no...En el viaje de regreso iba preguntándome íntimamente, por qué será que cuanto más nos conocemos menos alegres estamos?; y recordé el final de un cuento del Padre Vallés: "Al cerrar la puerta del cielo, murmuró san Pedro para sus adentros: "Pero ¿cómo voy a dejar entrar en el cielo a quién no ha sabido disfrutar de la tierra, ni reír en ella? ¿Cuándo se enterarán los de allá abajo?"...
DE COLORES!!
publicado por Stella, el 15.04.2008 18:16
COMUNICÁNDONOS

Realmente (y aunque nos cueste asumirlo, somos animalitos sujetos a la naturaleza) por eso en esta cuaresma de radiantes días de sol, agua fresca, mates meditados en grupos de amigas...no caminé mucho.
Pasada la Pascua de Resurrección el "TATA" me mandó al desierto.
-Mi hijo me preguntó hace poco, "¿Qué es la felicidad para vos?", y de una me "desayuné" , que la infelicidad es lo mismo al revés: pequeños dolores que sumados te encasquetan la falta de alegría, la depre.-
Así que ahí nomás junté todas las broncas, los deseos insatisfechos, las "oídas" de desastres (los glaciares que regalamos, las injusticias sociales, los males de la Iglesia, los problemas del campo, la discusión con Eduardo, la mala onda de Guillermo, la falta de noticias de Gustavo...), las acomodé prolijamente en mi mochila, me la cargué en la espalda y eché a andar, a masticar arena rumiando mis males...Eso si, tirada en la cama con algunas novelas de amor,(que sirven pa´no pensar y y son más "dulces" de leer que la última encíclica de Benedicto XVI, que además tiene otro objetivo).
Pero antes de acostarme apagué el teléfono celular (silencio...no más mensajitos con besos y mimos gratificantes),y me despedí educadamente de mi "red de amigos virtuales" con la excusa (real) del cambio de servidor.
Comenzó un bombardeo preguntando qué me pasaba. Desde defectos en la conexión a enfermedades varias. Como yo no me conectaba se iban acumulando los envíos y Eduardo (mi sufrido esposo-ya con la cocarda de Santo-ya se los había dicho-) entre mi cara "cúlica", mi reposo de la guerrera y los e-mails se estaba poniendo cada vez más nervioso.
Habrán pasado unos diez días. Es muy fea para mi esa sensación de angustia, no sólo por el desastre que se genera al convivir conmigo para los demás sino en particula conmigo misma y lo que más me sacude es orar poco y mal (siempre oro poco y mal) , pero en éstos casos es peor, me hundo más porque soy absolutamente consciente que estoy dialogando con la Trinidad y con María como si estuviera hablando por teléfono a larga distancia, entrecortado y con pérdidas de palabras o ideas.
Despacito...muy lentamente, con la oración como única droga fuí saliendo. Son cosas del alma—naque ¿saben, queridos míos? De vez en cuando se nos "pianta" el lagrimón de la nostalgia y nos empantanamos hasta que alguien dándonos un empujón nos saca del barro).
(Aclaración: texto literario: desierto, arena, pantano, barro; repito soy un bicho más
publicado por Silvia, el 17.04.2008 16:35
COMUNICANDONOS(continuación)
Y...finalmente, conecté el celular y abrí la compu.
Gracias, amigos,porque su apoyo me ayudó a recuperarme más rápido;me perece que este aparatito es materialmente duro,pero el mío trasmite la alegría, la preocupación, me informa,me educa, me comunica, me incita a orar a compartir con muchas personas de distinto género,de diversas geografías, de conceptos variados,de edades discímiles,pero que me calientan el alma con sus decires.
Así que,chicos y chicas del "ciberespacio"estoy nuevamente en carrera.Atajen los loros y los jaimitos(que me hacen reír a carcajadas)los caminos,las canciones y esas cosas de ser mujeres de "cierta"edad.
Me gustó mucho la idea del blog,y el artículo de Stellita sobre la computadora,yo no sé mucho de estte aparatejo(por ejemplo no sé chatear)pero me resulta una forma maravillosa de DAR Y RECIBIR.
Ser cristiano alegre,en fin,hago lo que puedo por serlo y reflejarlo.¡ojalá lo logre!
Los TQM (vale decir:te quiero mucho)
Chuiiiiiic
De Colores!!
Silvia Bergoc(57)
publicado por Silvia, el 17.04.2008 19:25
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Movimiento De Cursillos De Cristiandad Diócesis De San Martín - ARGENTINA



Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
Buscador
Blog   Web
Tópicos
General (110)
Nube de tags  [?]
Secciones
Inicio
Contacto
Enlaces
Santa Sede
Radio María
Leer Libro de Visitas
Firmar Libro de Visitas
Contador de Visitas
Más leídos
Cursillistas y Documento de Aparecida
El Carisma del movimiento Cursillos de Cristiandad
El hombre prudente que edificó su casa sobre roca...
INVITACIÓN
Me gusta la gente simple...
Paz Interior
¿Que es un Cursillo de Cristiandad?
Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo.
Solidaridad y Caridad
«Yo soy el pan de la vida» (Jn 6,48).
Se comenta...
» INVITACIÓN
122 Comentarios: Lina, Ema Bastom, Alicia, [...] ...
» ¿Que es un Cursillo de Cristiandad?
120 Comentarios: xtbmrqehjr, tfjqinozao, hnleqvgrou, [...] ...
» El Carisma del movimiento Cursillos de Cristiandad
92 Comentarios: Carlos E. Melgoza S., Carlos E. Melgoza S. ...
» El hombre prudente que edificó su casa sobre roca...
4 Comentarios: Tina ...
» Cursillistas y Documento de Aparecida
14 Comentarios: Roberto Cerdas ...
En imagen

Cuento Contigo...

Cuento Contigo...
Al margen
En Cristo... DE COLORES!!
Hola a todos!! La idea es conectarnos, comunicarnos (muy a pesar de este aparatito tan impersonal para algunos, pero, que nos permite, a diario, saber de aquellos que queremos... SIIIII!! Nosotros, mujeres y hombres "insertos en el mundo" y quizás sin ese tiempo que nos gustaría tener para "conversar e interactuar" con cada una de las personas que el Buen Dios ha puesto en nuestros caminos de vida... Muchos por trabajo, por compromisos familiares y de relación (cuidar hijos aún chicos y también los más grandes, nietos, papás, hermanos; enfermos que nos necesitan);otros porque sencilla y válidamente piensan "tengo un día "de aquellos" y no tengo ganas de hablar" (y en ese caso es más fácil a traves de la compu)... Algunos por tener tareas pastorales, que pareciera ser que sin nuestra presencia no pueden llevarse a cabo (o no les ha ocurridos alguna vez?)... Si, si, estamos de acuerdo: "Nadie hará lo que yo no haga"; entonces, parece ser verdad aquello que decía mi querido amigo Padre Fedele: "No tenés tiempo? Te necesito para esto...". Porque es así nomás: "El que menos tiempo tiene, es el que más lo regala al prójimo"... Personalmente, este medio me permite saludar a diario a los amigos que veo conectados (así sea la una de la mañana y recién pueda decirles: "Hola!!, qué tal el día?" y también permite que mis amigos sean amigos de otros amigos,aún sin conocerse y terminemos todos "charlando" (sí, gracias a la posibilidad que dá el diálogo internauta)... No sé si está bien ó mal, las opiniones estarán divididas; no viene al caso... Lo único que sé, es que a través de este medio muchos de nosotros nos sentimos recordados, queridos, acompañados, contenidos y sobre todo COMUNICADOS... Bueno, bueno, esto no intenta ser una defensa de la computadora, sino darle un valor a la misma; quizás distinto del que ya tiene... Vamos a realizar esto JUNTOS... Vamos a utilizar este aparatito tan admirado y tan odiado a la vez para expresarnos; para seguir creciendo con el Cristo Vivo, Cercano y Actual que conocimos en un Cursillo de Cristiandad... Sean creativos; expresen lo que tengan ganas, pongan dibujitos, fotos y lo que se les ocurra... Adelante!! A reír, a sentir, a llorar, en definitiva a VIVIR y a reflejar que somos verdaderos Hijos de Dios!! Como diría el Padre Gonzalez Vallés (sacerdote jesuita): "Que cada vez que nos encontremos, sea como la primera vez...Porque cada vez que nos encontramos, tú eres distinto como yo también los soy..." Que Jesús viva siempre en todos ustedes... DE COLORES!!!! (Stella CM67)
FULLServices Network | Blog profesional | Privacidad