Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
CUENTO CONTIGO...
BLOG del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de San Martín, Buenos Aires - ARGENTINA
//14 de Abril, 2008

Buen Pastor...

por movsanmartin a las 08:42, en General
Yo soy el buen pastor que da la vida por ti
Nuestros sacerdotes son esos buenos pastores que en las más diversas circunstancias de la vida, hemos tenido a nuestro lado.
 
Yo soy el buen pastor que da la vida por ti
Yo soy el buen pastor que da la vida por ti
Juan 10, 11-18


Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. Pero el asalariado, que no es pastor, a quien no pertenecen las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye, y el lobo hace presa en ellas y las dispersa, porque es asalariado y no le importan nada las ovejas. Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco a mi Padre y doy mi vida por las ovejas. También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a ésas las tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor. Por eso me ama el Padre, porque doy mi vida, para recobrarla de nuevo. Nadie me la quita; yo la doy voluntariamente. Tengo poder para darla y poder para recobrarla de nuevo; esa es la orden que he recibido de mi Padre.


Reflexión


En etse día en que recordamos al Buen Pastor, pensemos también en los sacerdotes. Gracias a Dios, nuestra Iglesia Católica cuenta con muchos y muy santos sacerdotes en todas las latitudes del mundo. Pero algunos de nuestros enemigos se han confabulado rabiosamente para atacarlos con calumnias de muy mal gusto, para desprestigiarlos y manchar públicamente su buena fama y reputación con mentiras soeces y deshonestas. Y, lo que es peor, algunos católicos inconscientes se han prestado como tontos útiles para hacerles eco y seguir su juego tan sucio y tan poco leal. Pero, en fin, si Cristo mismo fue perseguido y calumniado, no podemos esperar una suerte diversa para sus sacerdotes. Él mismo nos lo advirtió: “El discípulo no es más que su Maestro: si al amo le llamaron ‘Beelzebul’ –o sea, príncipe de los demonios–, ¿cuánto más a los de su casa?” (Mt 10, 24-25). Si nos calumnian injustamente, es señal de que vamos por el mismo camino que siguió nuestro Señor.

Pero, aunque es verdad que algunos pocos, poquísimos, sí han fallado –pues los sacerdotes son también seres humanos frágiles y pecadores– debemos hacerles justicia y reconocer públicamente que los buenos sacerdotes son, por fortuna, la inmensa mayoría, casi todos. Y se comportan como “buenos pastores”, siguiendo el ejemplo de Jesucristo, el Buen Pastor.

Recuerdo con gran emoción las celebraciones del Jubileo de los sacerdotes del año 2000. Del 14 al 18 de mayo nos reunimos, aquí en Roma, alrededor de 9 mil sacerdotes venidos de toda la geografía mundial para festejar, junto con el Santo Padre Juan Pablo II, el gran jubileo de la encarnación y del nacimiento del Hijo de Dios. Se hizo coincidir esa celebración con el 80o. cumpleaños del Papa. Era evidente su felicidad. En los encuentros de estos días, además de compartir juntos la Eucaristía, el regocijo y los festejos al lado de nuestro Supremo Pastor, el Santo Padre, algunos sacerdotes ofrecieron un bellísimo testimonio de fidelidad en la vivencia de su sacerdocio.

Varios de ellos, auténticos mártires en vida, sufrieron con heroísmo glorioso la persecución religiosa de los regímenes totalitarios. Sometidos a torturas, a humillaciones y a las más crueles vejaciones en su dignidad humana, permanecieron fieles a Cristo, a su fe y a su sacerdocio. Como aquel anciano sacerdote albanés, que fue arrestado en 1947 por falsas acusaciones, y nos contaba, profundamente conmovido, que había pasado toda su vida como prisionero y en trabajos forzados, y que había conocido la libertad a los 80 años, cuando en 1989 había podido celebrar su primera Misa en medio a la gente. ¡Qué santidad de pastores tenemos!

Todos nosotros, en las más diversas circunstancias de la vida, hemos tenido a nuestro lado a santos sacerdotes que nos han ayudado a mantenernos en pie, a pesar de las dificultades. Y a ellos les debemos la perseverancia en nuestra fe y en nuestra vocación cristiana.

Yo recuerdo con grandísimo cariño –y estoy seguro de que también tú, querido amigo lector– la figura de sacerdotes que han dejado una huella indeleble en mi existencia porque han sabido ser, como Cristo, “buenos pastores”. Pastores, sí; y también buenos, como auténticos padres, amigos y compañeros de la vida.

De san ¦0¦, aquel obispo inefablemente amable, dulce y bondadoso, la gente solía decir: “¡Cuán bueno debe ser Dios, cuando ya es tan bueno el obispo de Ginebra!”. Y se cuenta que un hombre incrédulo de la Francia del siglo XIX, alrededor del año 1840, fue invitado a visitar al padre Juan María Vianney, conocido como el santo Cura de Ars. Y, a pesar de haber ido en contra de su voluntad, después de conocerlo, exclamó: “¡Hoy he visto a Dios en un hombre!”.

Es impresionante también el testimonio que nos narró personalmente, hace algunos años, Mons. Tadeusz Kondrusiewicz, entonces Administrador apostólico de la Rusia europea y actual Arzobispo de Moscú: «Perni es una ciudad que se encuentra en los Urales y, durante el comunismo, había allí campos de concentración. Todavía en los años ochenta estaba detenido en ese lugar un sacerdote lituano, Sigitas Tamkjavicius, hoy obispo metropolitano de Kaunas. Después de la santa Misa los fieles me invitaron a visitar el cementerio. Me llevaron ante la tumba del primer sacerdote que había trabajado en esa ciudad, muerto en el siglo XIX. La gente me decía: “Durante sesenta años hemos permanecido sin iglesia y sin sacerdote, pero estaba esta tumba; y durante las fiestas veníamos aquí y rezábamos sobre esta tumba, incluso confesábamos nuestros pecados. Ninguno de nosotros ha conocido al sacerdote que está aquí sepultado. De él sólo sabemos lo que nos han contado nuestros abuelos. Y, sin embargo, durante estos sesenta años él, de modo invisible, ha estado presente entre nosotros, como si hubiera salido de la tierra para enseñarnos a ser fieles a nuestra vocación cristiana. Gracias a esta tumba hemos conservado la fe, que ahora renace y se refuerza”».

Gracias a Dios, en nuestra Iglesia hay muchos sacerdotes santos. Y, como éstos, tenemos legiones enteras y miríadas de ejemplos. Sacerdotes que, llenos de amor a Dios y a los demás, desgastan su vida en silencio y a escondidas, como la vela roja del Santísimo Sacramento que se consume de día y de noche en un continuo acto de amor y de adoración a Jesús Eucaristía.

Pero los sacerdotes también necesitan de nuestra oración y de nuestro apoyo, para que el Señor les dé a todos el don de la santidad y de la perseverancia en su vocación. Y oremos también por las vocaciones, para que el Dueño de la mies mande a su Iglesia muchos y santos sacerdotes según su Corazón: buenos pastores, como Jesús, “el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas”.
 
Autor: P. Sergio A. Córdova | Fuente: Catholic.net



Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Movimiento De Cursillos De Cristiandad Diócesis De San Martín - ARGENTINA



Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Agosto 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
Buscador
Blog   Web
Tópicos
General (110)
Nube de tags  [?]
Secciones
Inicio
Contacto
Enlaces
Santa Sede
Radio María
Leer Libro de Visitas
Firmar Libro de Visitas
Contador de Visitas
Más leídos
Cursillistas y Documento de Aparecida
El Carisma del movimiento Cursillos de Cristiandad
El hombre prudente que edificó su casa sobre roca...
INVITACIÓN
Me gusta la gente simple...
Paz Interior
¿Que es un Cursillo de Cristiandad?
Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo.
Solidaridad y Caridad
«Yo soy el pan de la vida» (Jn 6,48).
Se comenta...
» INVITACIÓN
121 Comentarios: Ema Bastom, Alicia, mirna noemi, [...] ...
» ¿Que es un Cursillo de Cristiandad?
120 Comentarios: xtbmrqehjr, tfjqinozao, hnleqvgrou, [...] ...
» El Carisma del movimiento Cursillos de Cristiandad
92 Comentarios: Carlos E. Melgoza S., Carlos E. Melgoza S. ...
» El hombre prudente que edificó su casa sobre roca...
4 Comentarios: Tina ...
» Cursillistas y Documento de Aparecida
14 Comentarios: Roberto Cerdas ...
En imagen

Cuento Contigo...

Cuento Contigo...
Al margen
En Cristo... DE COLORES!!
Hola a todos!! La idea es conectarnos, comunicarnos (muy a pesar de este aparatito tan impersonal para algunos, pero, que nos permite, a diario, saber de aquellos que queremos... SIIIII!! Nosotros, mujeres y hombres "insertos en el mundo" y quizás sin ese tiempo que nos gustaría tener para "conversar e interactuar" con cada una de las personas que el Buen Dios ha puesto en nuestros caminos de vida... Muchos por trabajo, por compromisos familiares y de relación (cuidar hijos aún chicos y también los más grandes, nietos, papás, hermanos; enfermos que nos necesitan);otros porque sencilla y válidamente piensan "tengo un día "de aquellos" y no tengo ganas de hablar" (y en ese caso es más fácil a traves de la compu)... Algunos por tener tareas pastorales, que pareciera ser que sin nuestra presencia no pueden llevarse a cabo (o no les ha ocurridos alguna vez?)... Si, si, estamos de acuerdo: "Nadie hará lo que yo no haga"; entonces, parece ser verdad aquello que decía mi querido amigo Padre Fedele: "No tenés tiempo? Te necesito para esto...". Porque es así nomás: "El que menos tiempo tiene, es el que más lo regala al prójimo"... Personalmente, este medio me permite saludar a diario a los amigos que veo conectados (así sea la una de la mañana y recién pueda decirles: "Hola!!, qué tal el día?" y también permite que mis amigos sean amigos de otros amigos,aún sin conocerse y terminemos todos "charlando" (sí, gracias a la posibilidad que dá el diálogo internauta)... No sé si está bien ó mal, las opiniones estarán divididas; no viene al caso... Lo único que sé, es que a través de este medio muchos de nosotros nos sentimos recordados, queridos, acompañados, contenidos y sobre todo COMUNICADOS... Bueno, bueno, esto no intenta ser una defensa de la computadora, sino darle un valor a la misma; quizás distinto del que ya tiene... Vamos a realizar esto JUNTOS... Vamos a utilizar este aparatito tan admirado y tan odiado a la vez para expresarnos; para seguir creciendo con el Cristo Vivo, Cercano y Actual que conocimos en un Cursillo de Cristiandad... Sean creativos; expresen lo que tengan ganas, pongan dibujitos, fotos y lo que se les ocurra... Adelante!! A reír, a sentir, a llorar, en definitiva a VIVIR y a reflejar que somos verdaderos Hijos de Dios!! Como diría el Padre Gonzalez Vallés (sacerdote jesuita): "Que cada vez que nos encontremos, sea como la primera vez...Porque cada vez que nos encontramos, tú eres distinto como yo también los soy..." Que Jesús viva siempre en todos ustedes... DE COLORES!!!! (Stella CM67)
FULLServices Network | Blog profesional | Privacidad